miércoles, 5 de mayo de 2010

Ciudades, sostenibilidad y metabolismo urbano


A principios de junio va a tener lugar un encuentro, Jornadas sobre Cambio Climático: Administración, ciudadanía y empresas. La responsabilidad compartida, en el que una de las mesas tendrá como título "Ciudades Sostenibles y Metabolismo Urbano" con el siguiente panel de intervinientes:
* Salvador Rueda. Director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona.
* Javier Cenicacelaya. Catedrático de Arquitectura de la UPV/EHU.
* Gonzalo Echagüe. Presidente de la Fundación CONAMA.
* Jorge Ozcariz Salazar. Socio Consultoría y Medio Ambiente Vitoria, S.L. (COMAV).
Me pasaré por allí probablemente si las próximas semanas no se complican mucho. Alguna vez ya he planteado mis dudas sobre el impacto real de las políticas locales de sostenibilidad y específicamente de lucha contra el cambio climático, aunque debería expresarlas bajito porque hasta la premio Nobel, Elinor Ostrom, ha sostenido la importancia del nivel local para solucionar los problemas ambientales (que son, por otro parte, problemas o" tragedias de los bienes comunes", la especialidad de la profesora); sin duda, las ciudades tienen una gran incidencia en la capacidad de nuestra sociedad de tener un modelo de desarrollo más razonable en términos de sostenibilidad, precisamente porque es en ellas donde no estamos siendo capaces de desacoplar el crecimiento económico de las emisiones de carbono. Pero a veces me entra cierta duda sobre las dimensiones del problema y las conexiones con fuerzas motrices que se escapan completamente del control de los ayuntamientos, el escalón final y, en nuestro caso, el más débil de la cadena institucional. Por ello se hace difícil pensar que la revolución verde será local. Porque es el metabolismo urbano, la manera en que funcionan esos artefactos voraces llamados ciudades, el problema al que no conseguimos dar solución. Como aprendí, además, hace años leyendo a Salvador Rueda -mis primeras lecturas sobre metabolismo urbano, junto a Roberto Bermejo-, para que las ciudades funcionen necesitamos la entrada de toda una cantidad enorme de recursos (agua, energía, materiales,...) que hemos utilizado tradicionalmente sin cerrar el ciclo de esos recursos -para volverlos a reutilizar o reciclar, en su caso- y convirtiéndolos en residuos (en forma de residuos sólidos, de emisiones, etc.). El gran agujero es el cierre de los ciclos y la ley de la entropía pesa como una losa. Así es el metabolismo urbano:
To create sustainable cities, planners need to develop a clear understanding of how natural systems work. Cities everywhere need to be redesigned to become compatible with the natural world. The rich, modern cities of today have an essentially linear metabolism, whereas nature's own ecosystems have an essentially circular metabolism. Nature knows no waste, every output by an ecosystem contributes to the continuous renewal of the whole living environment of which it is a part: the web of life hangs together in a chain of mutual benefit. To become sustainable, cities have to mimic nature's circular metabolism, using and re-using resources efficiently and eliminating waste discharges not compatible with natural system
La cuestión es hacia dónde avanzar; ¿es Manhattan un modelo razonable (More Like Manhattan: Live Smaller. Live Closer. Drive Less)? ¿Estocolmo puede ser la referencia? ¿Nos quedamos solo con Hammarby Sjöstad? ¿Podemos fiarnos de la nueva promesa de las ecociudades de nueva construcción? ¿O asumimos que la ciudad ecológica todavía no se ha inventado? Cuando sepamos qué hacer con las pequeñas ciudades, pueblos y entornos urbanos de nuestro entorno, ¿habremos avanzado algo sabiendo que al menos 15 ciudades pasarán a formar parte en los próximos 15 años de la lista de las megaciudades más pobladas del planeta? Ciudades como Kinshasa,  Jakarta, Lagos o Shenzhen. Son dudas razonables, pero junto a ellas también hace falta que algunas ciudades marquen el camino del futuro. Y el concepto de metabolismo sigue siendo válido para entender las relaciones y los flujos de materiales en el sistema urbano.
Dejo un par de vídeos que abundan en alguno de estos temas:

Jan Gehl: Promising initatives on the sustainable city from Sustainable Cities™ on Vimeo.

Alex Steffen on Qualities of a sustainable city? from Sustainable Cities™ on Vimeo.

Comparte esta entrada

1 comentario :

  1. SALVEMOS AL MUNDO, ¡PERO DE VERDAD!
    Lamentablemente no basta con diseñar ciudades en las que priven los materiales y las tecnologías amistosas con el medio ambiente.
    Los grandes males de nuestra “civilización”, a saber, guerras, hambrunas, explotación del hombre por el hombre, y destrucción del ecosistema, son producto de la ignorancia del verdadero sentido de la existencia humana, el cual no es otro que la búsqueda del bienestar.
    Un futuro sostenible, y por ende venturoso, no es posible aplicando simples paliativos sociales y ambientales dentro de un sistema de cosas esencialmente malo.
    Es por ello que hacemos el presente llamado, exclusivo para aquellas personas ya convencidas de que el mundo va camino a su destrucción y que la única forma de detener la misma es darle un vuelco radical a la forma en que nuestras sociedades tratan a las personas y al medio ambiente.
    La idea consiste en diseñar un modelo de sociedad ideal realista y factible, que sería presentado de manera tangible en forma de maquetas, animaciones, producciones fílmicas y parques temáticos y a partir de allí, mediante una campaña educativa no violenta, comenzar a proponer cambios en el orden mundial establecido hasta que se logre la instauración en todo el planeta de un estado de bienestar generalizado.
    Las bases conceptuales de esta propuesta, entre otras, son las siguientes: Uso prioritario de materiales y tecnologías amistosos con el medio ambiente; limitación del crecimiento económico y poblacional; supresión de la manipulación proveniente de factores de poder económicos, religiosos y políticos; desaparición de toda forma de reverencia entre seres humanos; eliminación del dinero en efectivo; verdadero respeto a las libertades; y democracia real.
    Si estás interesado en conocer el marco teórico y los detalles de esta iniciativa, y posiblemente participar en ella, quedas invitado a visitar el sitio web
    https://elmundofelizdelfuturo.blogspot.com/
    Atentamente, César Emilio Valdivieso París

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...