lunes, 27 de febrero de 2012

Sentient City. El futuro del espacio urbano


Otro libro de referencia si estás en esto de las smart cities y temas colaterales y no sabes por dónde empezar. Si hace unas semanas era el turno, por fin, de hablar de Everyware, de Adam Greenfield, hoy toca esta novedad, publicada hace unos meses por MIT Press y editada por Mark Shepard (la pista de Shepard la descubrí con los Situated Technologies Pamphlets, que recomiendo). Sentient City. Ubiquitous computing, architecture and the future of urban space es una colección de contribuciones de diferentes autores en dos niveles:
  • Casos prácticos desarrollados para la exposición organizada en 2009 y titulada Toward the Sentient City organizada por la Architectural League of New York, de la cual se seleccionaron algunos de los trabajos expuestos para ser explicados con mayor detalle en este libro, trabajos en los que están implicados nombres tan centrales como Natalie Jeremijenko, Usman Haque, Anthony Townsend o Laura Forlano. (Por cierto, Pablo acaba de publicar una revisión más extensa y puedes encontrar una descripción más detallada de estos ejemplos en su post).
  • Ensayos teóricos y académicos relacionados con el tema, escritos por autores que son una referencia en estos temas. De hecho, en la mayor parte de los casos, estos autores son de gran relevancia hoy en día y son algunos de los rastros que sigo para estar al día en estos temas, principalmente por su visión crítica y compleja más allá de la celebración superficial que hay hoy en día sobre la relación de la tecnología con las ciudades.

Del lado de los casos prácticos podemos encontrar proyectos tan conocidos como Trash Track (del que hablamos hace un tiempo), Too Smart City o Breakout!, que, exploran, junto al resto de casos, algunas hipótesis sobre el potencial de utilización de tecnologías digitales en su sentido más amplio y su impacto en la vida social en las ciudades, sus limitaciones y su capacidad de amplificar el conocimiento ciudadano sobre la repercusión de la vida en la ciudad. Como vivimos una época que nos hace tener la falsa sensación de que todo es nuevo, parece que esta relación es novedosa o, al menos, no hace olvidar reflexiones anteriores. Por eso, en el prólogo, Shepard precisamente enmarca todo esto desde la perspectiva de la exposición Living City de Archigram en los 60. Al fin y al cabo, las utopías urbanas siempre se han encargado de distraernos de la realidad, incumpliendo en la mayoría de las ocasiones sus promesas, convirtiéndose en meras maniobras de distracción. Ahora, simplemente, podemos reflejarlas en fabulosos renders.
Del lado de los ensayos teóricos, la densidad conceptual es mayor, y a veces resulta excesivamente académica, con referencias comunes Gilles Deleuze, Marshall McLuhan, Bruno Latour o Henri Lefebvre, una señal de la carga de profundidad que hay detrás de una cuestión crítica para resolver los dilemas del espacio público, la construcción física de la ciudad y las relaciones de poder. Y aquí, de nuevo, volvemos a encontrar nombres clave en el pensamiento actual sobre la computación ubicua, las redes, la esfera de objetos públicos, etc.: Keller Easterlling, Dan Hill, Saskia Sassen, Martijn de Wall, Kazys Varnelis o Matthew Fuller firman algunos de estos ensayos. La suma de sus diferentes sensibilidades y aproximaciones (sociológicas, tecnológicas, artísticas, diseño, arquitectura,...) es lo que da sentido al libro como una visión equilibrada. Martijn de Waall lo explica perfectamente:
At certain points in the history of architecture and urban planning, the internal debate on how to apply new technologies surpasses the boundaries of the discipline. At those times, the hopes and fears found in the disputes between architects, policy makers, engineers and planners are extended to a broader discussion about urban and societal change. Then, the central issue is not merely how to solve a specific spatial problem with the help of new technology. Rather, the debate starts to revolve around its possible impact on urban society at large. What does this new technology mean for urban culture, what impact does it have on how we shape our identities and live together in the city? When those questions emerge, Dutch philosopher René Boomkens argues, the professional debate has turned 'philosophical'.
Una preocupación, en fin, la de la relación del desarrollo tecnológico con el desarrollo urbano que no es, ni de lejos, nueva. El futuro urbano ha sido siempre un buen lugar para experimentar y pensar en nuevas concepciones. Hoy, cuando el mundo se ha vuelto "medio-urbano", la tentación de pensar en el futuro de las ciudades sigue presente y el libro es una buena muestra de cómo necesitamos sumar perspectivas para ampliar la mirada.
Sobre el mismo tema:

Comparte esta entrada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...